Colegio San Agustín – El Paraíso

Ser, Conocer, Convivir y Hacer...

   El Colegio San Agustín – El Paraíso, comienza a vestirse de fiesta; ya ha llegado el momento de recibir a nuestros Docentes, Padres de Familia y a quienes son el centro de nuestra acción educativa, nuestros alumnos.

   Cada Septiembre nos encontramos con la ilusión, el ánimo y la alegría de iniciar un nuevo Año Escolar porque, por estos días, tornan los retos, metas y objetivos que, como Institución Católica al servicio de una sociedad, nos hemos trazado.

   Queremos que nuestro Colegio sea para niños y adolescentes, un espacio para Ser, Conocer, Convivir y Hacer porque sobre estos pilares se va entretejiendo la vida y todo ello, en un ambiente de armonía cuyos cimientos son valores como la paz, la interioridad, la honestidad, la esperanza, el amor, la amistad, la tolerancia, la bondad, la solidaridad, la sinceridad, la constancia y este año, apostando desde nuestra filosofía y pedagogía por favorecer el compromiso cooperativo como medio para la convivencia y la responsabilidad social.

   Ser, desde el encuentro con uno mismo, con el Dios que habita en nuestro interior y que nos exige crecer y desarrollarnos para nuestro bien y el de quienes nos rodean. Ser desde la visualización y concepción de un Proyecto Personal de Vida que permita a nuestros estudiantes dar pasos ciertos hacia sus objetivos y metas, de forma que se desarrollen integralmente; andando caminos hacia la felicidad como objetivo fundamental y hacia el éxito como motivación y espacio para la proyección y planificación personal. Esto, se potencia en cada espacio del Colegio y a través de diversas actividades… Al iniciar cada jornada, el alumnado se encuentra en el Patio de Formación para el Acto Cívico, en el cual, participan alumnos, docentes y de ser el caso, representantes; siempre habrá una reflexión para conocernos y aceptarnos, para conocer y comprender a nuestros compañeros…, para concientizar que, aún en medio de nuestras diferencias, podemos forjar comunidad y crecer juntos… De allí, la importancia de asistir regularmente al Colegio y de cumplir eficientemente con el horario que ofrecemos.

   Conocer es una inquietud latente en la persona y por ello, ustedes “Padres de Familia” y nosotros “Educadores”, estamos llamados a potenciarla; los niños y adolescentes están ávidos de ello… Éste es el momento y éste es el espacio adecuado para adentrarlos, tanto en el conocimiento personal como en el de las diferentes áreas de estudio, que ponen al sujeto de cara a la realidad y al contexto en el cual se desenvuelve. De forma gradual, progresiva, mantenida y continua, a través de las diferentes etapas educativas, el niño será invitado y expuesto a la investigación, a la búsqueda de información, al análisis y reflexión de nociones, conceptos, hechos y teorías. En paralelo, hemos de llevarle a reconocer sus habilidades y destrezas y las de sus compañeros y, desde ese reconocimiento, lo proyectaremos hacia al convencimiento de lo que puede y por ello, debe aportarle a su familia, a su país y al mundo.

   ¡Convivir! Dentro de la Institución se potencian espacios para que alumnos, representantes y docentes compartan, dialoguen, se apoyen y vayan así, descubriendo la necesidad e importancia del trabajo en equipo para alcanzar las metas y objetivos propuestos y para forjar una sociedad democrática. El hombre es un ser con proyección social; solo no se anda el camino soñado por Dios para cada uno.  La convivencia se vive y forja desde la valoración y aceptación de la diversidad, desde ese ser único, con una magia diferente, que hace posible que las sociedades vayan avanzando.  Por ello, corresponde a Docentes y Padres de Familia, poner todo el empeño y esfuerzo porque así sea.

   Hacer; la autorrealización personal sólo se alcanza cuando ponemos a disposición nuestro potencial, habilidades y conocimientos para la construcción de una sociedad más digna, humana y justa. Ninguna persona, aislada del mundo, alcanzará la plena felicidad y esto, lo tenemos claro como Institución, por ello, el Colegio pone a sus hijos en situación de dar, darse, compartir, apoyar, dialogar… Entre nuestros alumnos, estamos seguros se forja el hombre y la mujer que llevarán con buen rumbo el timón de esta sociedad. Así que, a nosotros, los adultos significativos, nos toca hacer lo propio para que, con el correr del tiempo y desde la madurez, el desarrollo personal y la convicción de principios y valores universales, cada hijo y alumno ponga en práctica su Proyecto de Vida para forjar esa nueva humanidad, que sabemos es utópica, soñada y anhelada, pero que cual Águila de Hipona, estamos invitados a vislumbrar, enfocar y encauzar.

   Hagamos de este Año Escolar un tiempo de crecimiento humano, espiritual e intelectual, no sólo para los alumnos sino para todos los que aquí hacemos vida… forjemos espacios para la convivencia…, aprovechemos las diferentes situaciones para crecer, unir y construir… El Colegio San Agustín – El Paraíso, cuenta con el Personal Directivo y Docente idóneo en el área educativa, Administrativo y Obrero apto para el ejercicio de sus funciones, con Padres de Familia comprometidos en la formación de sus hijos, con alumnos inquietos y buscadores de la verdad y con unas instalaciones óptimas e inapreciables para cumplir nuestro cometido. Entonces, ¡manos a la obra! ¡pongámonos en el buen camino!  

"Definitivamente, estamos en el buen camino.
Por supuesto, en camino, nunca en meta
porque la meta es el horizonte y al horizonte nunca se llega".
P. Domingo Álvarez

Página principal Actualidad Ser, Conocer, Convivir y Hacer...